Sobre esmerarse

No se por qué las tías siempre se olvidan de la cara interna del prepucio y otras maravillas.

Leave a Reply