Trufa

CONTINUAR hasta que el lugar se haga improbable, hasta tener la impresión de estar en otro mundo, en otra ciudad. Continuar hasta no entender lo que ocurre o deja de ocurrir, que el lugar se convierta en extraño, que incluso no se sepa que es una ciudad. Romperlo todo, que caiga un diluvio, que crezca la hierba y cambie a la gente por vacas, viendo a King Kong trepando el obelisco.

 

Leave a Reply